Encuentra lo que Buscas

COMENZAR UN HUERTA CASERA

 HUERTA CASERA

Siempre que comencemos en un huerta casera, y mas si es ecológica, es oportuno disponer de una pequeña porción de terreno donde cultivar plantas de rápido crecimiento que luego sea empleadas como abono verde. La mejor situación se obtiene entre bancales de hortalizas, ya que constituyen una barrera infranqueable para todas aquellas plagas de suelo que hayan aparecido en los cultivos.
Y dejar un espacio para las hierbas medicinales,  si cuenta con un mínimo de  espacio en la huerta.

Resulta de suma utilidad preparar un macizo para el cultivo de plantas aromáticas, condimentarías y medicinales, ya que suponen el complemento ideal en la despensa del hortelano.
Estas especies no se ven afectadas por las plagas y enfermedades típicas de las hortalizas y , además, su mantenimiento es sencillo de llevar a cabo.
El lugar más adecuado donde situarlo, depende del tipo de planta que vaya a sembrar. Cabe distinguir dos grupos principales: el de las especies que requieren ambientes húmedos, como la hierbabuena, eneldo, albahaca, toronjil, etc., y el de las que prefieren lugares más secos por ejemplo tomillo, alcaparra, romero, hinojo, etc.

Si las características del terreno lo permiten, ubíquelas en un lugar más elevados que el resto de la huerta, delimitándolo con una pequeña valla de madera, a fin de retener mejor la tierra y evitar que sus tallos sean pisados, o que las semillas se extiendan fuera del bancal.
Siempre les he mejora a etas plantas si se aprovechan la proximidad de un muro que las protejan del viento y el frío. No dude en aprovechar los extremos de la parcela y aquellas porciones de terreno que han quedado libres en las distintas zonas de la huerta, entre bancales o entre el cobertizo y el camino de entrada.

Si pensamos tener árboles frutales y hacer un pequeño Bosque Comestible, siempre hay que pensar que cualquier tipo de fruta necesita una buena cantidad de sol para que maduren pero, del mismo modo las hortalizas también lo requieren, y resultan compatibles su combinación dentro del huerto, siempre y cuando no se molesten unos con otros.
Para este cultivo se debe procurar cultivarlos en los límites, siempre por detrás de los bancales y orientados al norte esto con respecto al sol. Así ambos cultivos quedarán expuestos al sol.
Y A COMENZAR!!!

Buscar este blog

Google+ Followers